Con una caída del 10% en las ventas, las utilidades bajarían en 30%.

Estados financieros y ventas

Hoy veremos el efecto de las caídas en las ventas en los estados financieros.

..De Twitter

..De Twitter

La Polar enfrenta la disyuntiva de mantenerse o crecer. Crecer implica nueva deuda para financiar el capital de trabajo, que comprende cuentas por cobrar e inventario.
La duda de los acreedores está en la habilidad del manejo de la cartera de clientes, por cuanto se trata de una inversión permanente.
La situación es difícil para la multitienda. Los acreedores no quieren financiar más operaciones, sino cobrar lo suyo. El gran problema es que para pagar sus deudas La Polar debe sustentar su crecimiento para generar flujos. No es fácil convencer a los acreedores y decirles que no se les pagará en 10 a 15 años, a lo menos.
Veamos el ejercicio de una caída en las ventas, pensando que la tienda se reduce debido a falta de financiamiento. La deuda bajará al igual que las utilidades. El resultado operacional caerá en 23% si las ventas caen 10%. Si las ventas cayesen 20%, el resultado operacional caería en 48%. Complicado, por cuanto serán los escenarios más probables.

Proyectar el futuro

La importancia de efectuar proyecciones financieras es anticiparse a lo que probablemente será el futuro. Por ello, gerentes e inversionistas necesitan entender cómo proyectar los resultados en el tiempo.
Los estados financieros proyectados o estados pro forma permiten:
• Evaluar si el futuro desempeño de la firma cumplirá con los objetivos definidos,
• Anticiparse a las futuras necesidades de financiamiento,
• Estimar los flujos de caja bajo diferentes planes de operación.
El objetivo básico es determinar el futuro valor de la firma, ROA y ROE.

Si la multitienda quiere aumentar las ventas, requiere financiamiento.

Caso La Polar

1. Proyectar las ventas. Las proyecciones financieras se inician con la estimación de las ventas futuras, sobre la cual se determinan los valores futuros de las cuentas del balance y del estado de resultados.

Figura 1

Figura 1

Como hemos visto, muchos indicadores se calculan teniendo como base los ingresos de explotación. Si las ventas suben, entonces aumentará el saldo de cuentas por cobrar. El costo de explotación es un porcentaje de las ventas también llamada razón de costos.
A su vez, existe una relación entre el costo de venta y el saldo de inventario. A partir del saldo de las cuentas por cobrar e inventario, se puede determinar el activo circulante y, por tanto, el pasivo circulante que cumplen con los objetivos definidos para la razón corriente.

Efecto dominó

El efecto dominó se genera a partir de las ventas. Esta técnica es llamada el método del porcentaje de las ventas, y la forma de aplicarlo es: (i) primero, analizar los índices financieros históricos y luego pronosticar el estado de resultados y balance general. Esto permite dimensionar qué cuentas son afectadas por una variación en las ventas y fijar su valor futuro como un porcentaje de las ventas (clase de Estados Financieros Comparativos). Es lógico asumir que la caja, cuentas por cobrar e inventario son un porcentaje de las ventas.

Figura 2

Figura 2

Además, es de esperar que las políticas de créditos y de pagos a proveedores se mantengan. Asimismo, se puede hablar de un crecimiento espontáneo de los fondos y financiamiento.
Aumentos de ventas conllevan mayores compras de materiales y más horas de trabajo, lo que guiará a mayores pasivos con proveedores y bancos.

2. Proyectar el estado de resultados. Para ejemplificar la aplicación de este procedimiento, se utiliza la Figura 1, que presenta el estado de resultados de La Polar. A partir del estado de resultados y balance de diciembre de 2010, se considerará una caída en las ventas de 10% para 2011 y 20% en 2012.
La intención es mostrar qué pasa con las utilidades, activos y financiamiento cuando caen las ventas de una empresa.
Las ventas actuales (cifras en millones) son de $540.190 y disminuirán a $486.171 en 2011 y a $388.937 en 2012. Los costos de explotación actuales son el 70% de las ventas y, por tanto, la razón de contribución es del 30% de las ventas.

Figura 3

Figura 3

A pesar de que los gastos de administración corresponden al 22% de las ventas, no se puede esperar que esta relación sea variable, pues existen componentes fijos dentro de estos gastos que no cambian frente a modificaciones en las ventas, como por ejemplo los sueldos de los gerentes.
Todo lo anterior significará que el resultado operacional se proyecte cayendo desde los $43.261 en 2010 a $32.280 y $22.359 para los siguientes dos años. El índice financiero, resultado operacional /ventas, cae desde 8% a 7% y 5% para 2011 y 2012, respectivamente.
De esta lectura se desprende que para que esta razón suba en 1% por año, desde 7% a 8%, las ventas deben hacerlo en 10%. Otra lectura es que frente a una caída del 10% de las ventas, el resultado operacional cae en 24% (desde $43.261 a $32.956), lo que muestra el alto nivel de riesgo operacional de la firma.
Las cuentas de la sección del resultado no operacional, como los ingresos financieros, gastos financieros y otros gastos, se asumen como un porcentaje fijo de los ingresos por ventas. Así, la utilidad del ejercicio proyectada para cada año sería de $20.811 y $11.564.
Se puede apreciar el grado de riesgo o de sensibilidad a los cambios en las utilidades de La Polar frente al 10% de merma en las ventas. Las utilidades disminuyen en 30% y 61% para los años 2011 y 2012. Se calculó el punto de equilibrio total y el exceso de ventas por sobre éste. En el 2010, las ventas reales son 33% más que aquéllas de equilibrio ($129.578 / $540.190), luego esta proporción cae en cada año a 25% y 17%.
Mientras menores sean las ventas, más se acerca la empresa al punto de equilibrio y, con ello, mayor es el riesgo operacional. Similarmente, si se calcula el TIE o índice de cobertura de intereses (clase 5), se puede apreciar que a medida que caen las ventas, mayor es el riesgo financiero, ya que son menores las utilidades operacionales para pagar los gastos financieros.

3. Proyectar el balance general. Una vez determinada la utilidad del ejercicio, se puede construir el balance general proyectado y determinar los requerimientos de fondos que requiere la empresa para financiar las ventas.
Para crecer en ventas, se necesitan recursos para producir o comprar los bienes a comercializar, luego venderlos y finalmente cobrar las facturas a plazo. Los activos crecen con aumentos en las ventas y éstos deben ser financiados con recursos de acreedores (préstamos) y de los accionistas (utilidades).
Las cuentas por cobrar y el inventario reciben primero el impacto del aumento en las ventas. La Figura 2 muestra el balance general de La Polar expresado en porcentaje. Se asumirá que el nivel de activos existente es el acorde al nivel de ventas y, por tanto, si en 2010 los activos son de $909.803 y las ventas $540.190, se dirá que por cada $540 de ventas se requiere tener $909 de activos.
Como las ventas disminuyen para el 2011 y 2012, entonces el nivel de activos proyectado será de $827.823 y $662.258.

Proyectar el balance

Luego, a partir de estos saldos y utilizando la composición porcentual de los activos, se puede confeccionar el balance general proyectado.
Todos los activos caen en razón de las ventas. La disminución instantánea de obligaciones está dada por los pasivos circulantes. Estos caen directamente según las ventas y los activos, de acuerdo con sus porcentajes. El capital pagado se mantiene constante.
Las utilidades del ejercicio caen de acuerdo con lo calculado en el estado de resultados proyectado en la Figura 1.
Se creó una cuenta llamada “Fondos Adicionales Necesarios”, un pasivo de largo plazo para representar los recursos necesarios para financiar las operaciones de la tienda. Así, la razón corriente se mantiene constante para cada año, al igual que las rotaciones de las cuentas por cobrar y del inventario (ver Figura 3). La estructura de endeudamiento se mantiene en el 80% y la rentabilidad del patrimonio se incrementa desde el 1% al 13,6%.
De esta forma, se pueden evaluar las implicancias de aumentar las ventas y mantener algunos indicadores financieros como objetivo de la gerencia.

¡Hasta el martes!

Con menos ventas, la empresa está más cerca del punto de equilibrio.

Clases relacionadas
Últimos comentarios
  1. Patricio dice:
    14 Mayo 2013 en 17:09 pm

    Lo felicito profesor Olivares. No me había tocado leer sobre la contabilidad y sus estados financieros de una manera tan entretenida y amena. No me aburrí nunca de leer su clase y eso que la leído ya varias veces.
    Mi esposa y yo somos contadores y le agradecemos por su aporte a la profesión.

    Patricio & Elisa

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*